Reseña de Ant-Man

ant man poster Reseña de Ant ManLa ambición de Marvel de intercalar un sin número de películas a lo largo de varios años, nos trae Ant-man; una película que se apega al estilo de película de Marvel, pero se aleja lo suficiente de la fórmula para merecer una distinción especial.

El guión es sólido y muy característico del escritor Edgar Wrigth y es casi perfecto. Casi perfecto porque hay instantes en los que uno nota que el estudio metió mano para hacer que esta película estuviera más fuerte vinculada con el resto de los eventos del Universo de Marvel.

Pero quitando esos instantes, lo que queda es un guión fresco, que sigue el formato de una película de atraco pero con el agregado ingrediente de un super-héroe. Al mismo tiempo se mezclan ingredientes de temas comunes de películas de miniaturización. Muchas de las escenas son evocadoras de películas como “Querida, encogí a los niños” y “Viaje Insólito”, por mencionar algunas. Todo esto forma una interesante y divertida combinación, llena de efectos especiales, momentos chistosos y un poco del drama de los personajes.

En una historia que podría ser compleja y enredos, las trama queda explicada de forma de clara a la audiencia.  Ant-man es una héroe agradable, con un pasado que lo marca y lo motiva a ser el héroe en el que se convierte al finalizar la película.

Sin embargo, la película tiene sus momentos bajos. El más bajo es la actuación de Evangeline Lilly, que no podría cambiar su gesto de estatua aunque su vida dependiera de ello. Pocas son las escenas donde demuestra que no es una actriz de televisión y sin embargo son en esas escenas críticas donde su mala actuación destacan como frijol blanco en frijoles negros; en especial a lado de Michael Douglas. Hasta Paul Rudd entrega una actuación digna de un super-héroe y se mantiene consistente de principio a fin.

Existen algunas escenas fuera de lugar y pedazos de diálogos incómodos. Muy al principio nos enteramos que Scott Lang (Paul Rudd) tiene una maestría en ingeniería electrónica en una escenas que solo le faltó mirar directo a la cámara y guiñar un ojo.

Comentarios

comentarios